fbpx
Skip links

La importancia del bordado en Semana Santa

Ante todo, una de las artes suntuarias más populares y con una historia rica es el bordado, pues desde que el hombre adquirió conciencia de su existencia, ha tenido deseos de ornamentar su vestimenta y lo que le rodea. Así las cosas, el bordado religioso no se hizo esperar: hermosas y solemnes creaciones de hilos de plata, oro o seda para presentar la divinidad de una variedad de advocaciones. 

De esta manera, los bordados a mano se transformaron en elementos primordiales en temporadas especiales, como la Semana Santa, pues ayudan a proyectar la majestuosidad de Cristo y la Virgen, además de ser una forma de rendirles tributo. A continuación, explicaremos qué es el arte del bordado, su papel durante la Semana Santa y cómo trabajamos con este en Bordados Barber. 

¿Qué es un bordado?

Primeramente, el bordado es un método de decoración de telas usando hilos de seda de colores, plata u oro. Si hablamos un poco de la historia del bordado, muchos eruditos colocando su inicio en Mesopotamia, pues de este lugar se conoce el bordado a mano más preponderante de la era antigua. Cabe destacar que estos tipos de bordado poseían un gran nivel técnico y artesanal, el cual esporádicamente se ve hoy día. 

Con el paso del tiempo, surgieron los bordados religiosos a mano, y con ellos, las más altas expresiones de este arte. Así pues, los bordados a mano cobraron relevancia en los tiempos del Renacimiento, gracias al surgimiento de varias Cofradías. Estos tenían la función de cubrir a Cristo y a la Virgen, otorgándoles esa aura de divinidad. 

No paso mucho tiempo cuando el bordado a mano no solo adornó sayas y túnicas, sino que pasó a formar parte de las representaciones o insignias de las Cofradías. Es cuando se conocen dos tipos de bordado: 

Bordado de realce 

Entre el bordado artesanal, este brinda bastante relieve gracias a un relleno de algodón o cartulina situado entre la tela y el hilo de plata u oro.

Bordado de aplicación 

Con respecto a esta variante, el bordado es confeccionado fuera del tejido y después es cosido sobre él, por lo que muestra una calidad menor, en relación al anterior. 

Estos bordados a mano se pueden apreciar en todo el arte cofrade desde el Renacimiento hasta la actualidad. Entonces, ¿cómo se desarrolla el bordado español en relación a la Semana Santa? 

El bordado religioso: una pieza fundamental en Semana Santa

Se tiene conocimiento que, en España, el taller de bordado abocado al trabajo con hilos de seda, oro y plata empezó a cobrar mucha relevancia en el siglo XVII en Semana Santa; con el paso del tiempo, llego a convertirse en una tradición en todo el país. 

El bordado con hilo se caracterizaba por ser enteramente artesanal desde la creación del diseño hasta la terminación de la pieza y con el desarrollo de la técnica, el bordado fue emulando elementos de la naturaleza con formatos ovalados, siendo esto una impronta del romanticismo. 

Es importante mencionar que las Hermandades son la clientela más importante del taller de bordado en la actualidad, el cual hace un esfuerzo en imprimir la esencia empleada en tiempos pasados, siguiendo un estilo propio del Renacimiento: diseños florales, ramas entrelazadas, jazmines y rosas, las cuales representan la salvación. En este punto apreciamos el significado del bordado, el cual es usado para dar una forma gráfica a conceptos teológicos. Los motivos anteriores se realizan para adornar mantos, por ejemplo. 

El bordado a mano en Semana Santa es agregado al manto y la saya, los cuales son la capa que cubre la espalda y el vestido de la Virgen; asimismo se luce en la túnica, la vestimenta de Jesús; en el palio o cubierta que acompaña los pasos de la Virgen; y en la insignia, siendo esta el símbolo que diferencia a una cofradía de otra. 

El arte del bordado se hace presente también en restauraciones, pues cuando una pieza muestra signos de deterioro, esta es recuperada conservando el diseño inicial. Se tiene constancia que, entre los bordados religiosos a mano, la túnica del Cristo de las Tres Caídas de la Hermandad de San Isidoro, fue adornada en 1718 con oro. 

Nuestros bordados

En lo que concierne a la casa de bordado que disponemos en Bordados Barber, nos destacamos en la realización de artículos de arte cofrade, como son las sayas, mantos, túnicas, estandartes, palios, manteles para altar, entre otros. Nuestro trabajo sobresale por hacer bordados con hilos de poliéster, algodón, seda, plata u oro directamente sobre la tela. 

Nuestra experiencia de 30 años nos ha permitido diversificar nuestros métodos, por lo que podemos trabajar con bordado religioso con la ayuda de maquinaria de tecnología puntera hasta los añorados bordados a mano. Si necesitas bordados para esta Semana Santa, no dudes en contactar a nuestros especialistas. 

Leave a comment

tres + nueve =

Ir al contenido