fbpx
Skip links

Virgen de la Begoña  

La Virgen de la Begoña es una advocación mariana venerada especialmente en la ciudad de Bilbao, donde es considerada la protectora y patrona de Vizcaya. Su historia y devoción se remontan a siglos atrás, siendo un símbolo de fe y esperanza para los habitantes del País Vasco, donde se refieren a ella con gran amor como Amatxu de Begoña. 

 

Historia de la Virgen de la Begoña 

La historia de la Virgen de Begoña de Bilbao se remonta al siglo XVI. La tradición cuenta que la imagen fue encontrada por unos pastores en el monte Artxanda, cerca del actual emplazamiento del Santuario de Begoña. Según la leyenda, los pastores descubrieron la imagen en una cueva mientras buscaban a una vaca extraviada. Al acercarse, notaron que la figura de la Virgen brillaba con una luz celestial, lo que los llevó a considerar el hallazgo como un milagro divino. 

El descubrimiento de la imagen generó una gran devoción entre los habitantes de la zona, quienes comenzaron a venerarla como protectora y guía espiritual. Se construyó una ermita donde se halló la imagen y, desde entonces, se convirtió en centro de peregrinación para los fieles que buscaban consuelo y milagros. 

Con el paso del tiempo, la devoción por la Amatxu de Begoña se extendió por toda la región de Bilbao y sus alrededores. Se le atribuyeron numerosos milagros y favores concedidos a aquellos que acudían con fe y devoción a su santuario. La imagen, representada en una talla de madera, se convirtió en un símbolo de esperanza y protección para los bilbaínos, quienes la consideran como su patrona y madre amorosa. 

 

¿Qué se le pide a la Virgen de Begoña?

Los fieles que acuden a la Virgen Begoña lo hacen con numerosas peticiones y agradecimientos. Entre las cosas que se le piden a la Amatxu, se encuentran la salud y la protección para ellos y sus seres queridos. Muchos creyentes acuden a ella en momentos de enfermedad, buscando su intercesión para obtener alivio y sanación. Otros le piden por la seguridad y bienestar de sus familias, solicitando su protección ante cualquier peligro o dificultad. 

Como muestra de agradecimiento por los favores recibidos, los devotos suelen hacer ofrendas a la Virgen. Estas van desde simples gestos de gratitud, como encender velas o rezar una oración, hasta ofrecimientos más elaborados, como donaciones para la conservación y el mantenimiento del Santuario de Begoña. Algunos fieles también hacen promesas, se comprometen a realizar acciones benéficas o a realizar actos de caridad en nombre de la santa Madre.  

 

¿Dónde está la Virgen de la Begoña?  

La Virgen de Begoña se encuentra en el Santuario de Begoña, ubicado en la ciudad de Bilbao. Este santuario es un lugar de profunda devoción para los habitantes de la región y para los fieles que acuden a venerar a la Virgen. 

La imagen es una talla gótica del siglo XIV, considerada una de las más antiguas y veneradas de la región. Representa a la Virgen María con el Niño Jesús en brazos, y se caracteriza por su belleza y delicadeza en los detalles. 

El Santuario de Begoña está en lo alto del monte Artxanda, con unas vistas de Bilbao y de la bahía. Para llegar al santuario, los fieles pueden acceder a través de una carretera o bien a través del funicular de Artxanda, que ofrece un viaje panorámico hasta la cima. Esta ubicación proporciona al santuario un ambiente de paz y espiritualidad propicios para la oración y la reflexión.  

 

¿Cuándo es el día de la Virgen de la Begoña  

El día de la Begoña en Bilbao se celebra el 11 de octubre, una fecha muy especial para los bilbaínos y para todos los devotos de esta advocación mariana. Durante esta festividad, la ciudad de Bilbao se viste de gala para honrar a su patrona con diversos actos religiosos y festivos. 

Durante la jornada se celebran procesiones y misas en honor de la Amatxu y tanto los bilbaínos como los visitantes, se unen para celebrar el amor y la devoción hacia la santa madre.  

 

¿Quién es la patrona de Bilbao?  

La patrona de Bilbao es Nuestra Señora de Begoña, es una figura venerada y querida por todos los habitantes de esta ciudad vasca. Su protección y amor maternal se extienden a lo largo de los siglos, siendo invocada como intercesora ante Dios por los bilbaínos en momentos de alegría y de aflicción. Su imagen es un símbolo de identidad y devoción para toda la comunidad. 

 

Oración de Nuestra Señora de Begoña 

No olvidéis, Virgen Santísima, las tristezas de la tierra. 

Dirigid una mirada bondadosa sobre los que sufren luchando contras las adversidades y cuyos labios no cesan de apurar el Cáliz de la Amargura de esta vida. 

Tened piedad de los que se amaban y han sido separados. 

Tened piedad de las flaquezas de nuestra fe. 

Tened piedad de aquellos a quienes amamos. 

Tened piedad de los que lloran, 

de los que rezan y de los que temen. 

Dadles a todos la esperanza y la paz. 

 

Leave a comment

10 − 5 =

Ir al contenido