fbpx
Skip links

Virgen de Covadonga

Te mostramos todo lo que necesitas saber sobre la Virgen de Covadonga.

Historia de la virgen de Covadonga

La mágica historia de la virgen de Covadonga inicia con su aparición en el real lugar de Covadonga.

En ese lugar, Don Pelayo primer Rey de Asturias lideró la primera victoria sobre los moros en toda la Península Ibérica en el año 722. Cuando estaban a punto de luchar, la virgen de Covadonga se le apareció a Don Pelayo sin decir una palabra.

En el momento en que él se apartó para ver a los invasores árabes acercarse y luego se volvió hacia ella para pedirle ayuda, ella ya había desaparecido dejando atrás su estatua.

Sorprendido mientras esperaban que el enemigo avanzara, Don Pelayo pidió su especial protección en la batalla. Los árabes comenzaron el ataque enviando flechas a los soldados católicos detrás de los acantilados de piedra. Pero ya en este primer ataque, algo extraordinario sucedió…

¡Las flechas regresaron contra los arqueros musulmanes matándolos!

En ese momento se desató una terrible tormenta. La virgen de Covadonga hizo que la propia montaña cayera sobre los soldados de Mahoma.

Desde ahí el día de la virgen de Covadonga se celebra cada 8 de septiembre.

Oración de la virgen de Covadonga

La oración virgen de Covadonga es la siguiente:

Bendita la Reina de nuestra montaña que tiene por trono la cuna de España y brilla en la altura más bella que el sol.

Es Madre y es Reina venid, peregrinos, que ante ella se aspiran amores divinos y en ella está el alma canto a la virgen de Covadonga del pueblo español.

Dios te salve Reina y Madre del pueblo que hoy te corona en los cánticos que entona te da el alma y corazón causa de nuestra alegría, vida y esperanza nuestra, bendícenos, Madre Nuestra, y danos tu protección.

Como la estrella del alba Brilla anunciando la gloria Y es el pórtico la gruta Del templo de nuestra historia.

Ella es el cielo y la fe, y besa el alma de España, quien llega a besar su pie.

Virgen de Covadonga, Virgen gloriosa, Flor del cielo Que aromas nuestra montaña tú eres la más amante, la más hermosa, Reina de los que triunfan, Reina de España.

Nuestros padres sus ojos a Ti volvieron y siempre por Ti, fueron escuchados, con tu nombre en sus labios en su corazón se levantaron, con tu amor en las almas siempre vivieron.

Cuídanos, Madre Nuestra, pues a ti recurrimos, en los buenos momentos, para celebrarte, y en los malos momentos, para suplicarte, siempre con confianza, de que somos escuchados.

Mantos bordados para la virgen de Covadonga

Cuando se trata de honrar a la virgen de Covadonga elaboramos los más hermosos mantos bordados. ¡Honor a quien honor merece!

Brindamos la delicadeza propia en bordados para esta reina espiritual. De bonitas costuras y preciosas bordados que tiene como resultado mantos elegantes y prolijos para dar el toque de divinidad. Puedes ver más mantos que hemos realizado.

Para más información acerca de este u otros mantos, no dudes en contactar con nosotros.

Abrir chat